viernes, 31 de agosto de 2012

APRENDED DE MÍ, QUE SOY MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN


APRENDED DE MÍ, QUE SOY MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN

de José Udiel Rosales, el El Lunes, 20 de agosto de 2012 a la(s) 16:47 ·

Mat 11:29 

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

La nueva vida en Cristo nos trae Paz para con Dios, comunión con su Espíritu Santo, un nuevo amanecer para nuestras vidas, pues por el arrepentimiento alcanzamos el perdón de todos nuestros pecados pasados al poner nuestra fe en El Hijo de Dios Jesucristo.

el yugo del pecado que nos oprimía fue quitado, ahora inmediatamente El Señor nos dice “llevad mi yugo sobre vosotros”.
El yugo que nos pide llevar es el “yugo de la obediencia” obedecer a nuestro Libertador que nos saco de las tinieblas a su luz admirable debe ser nuestra vida.

Lastimosamente muchos somos los cristianos que enfrentamos conflictos entre obedecer o desobedecer, y recordamos las palabras del apóstol Pablo  que decía en Rom 7:19  Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.

El Señor nos ofrece la única solución a ese conflicto cuando nos dice: “aprended de mí”.

La tarea de aprender del Señor, a pesar que a todos los nacidos de nuevo se nos ha dado un mismo Espíritu que lucha para que no hagamos lo que queremos, (Galatas 5:17) para algunos resulta mucho más difícil de lo que es para otros.

La razón puede ser que algunos nos aferramos a lo que aprendimos por nuestra propia cuenta, cuando estábamos separados de Dios, aprendimos a ser,  independientes y astutos e insensibles, pues creíamos que era necesario para sobrevivir en este mundo.

En la vida cristiana nada de esa vieja manera de vivir nos es ya útil, y por lo tanto debemos de proceder a desaprender todo lo que conformaba el bagaje para nuestra vida sin Dios, Sin Fe ni Esperanza.

APRENDED DE MÍ, QUE SOY MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN

Nuestro Rey de Gloria es nuestro Máximo modelo y ejemplo para aprender, su Mansedumbre y Humildad de Corazón son sus virtudes que se nos manda anunciar y deben ser nuestra meta a alcanzar, debemos desarrollar un fuerte propósito por comprender  y aplicar lo aprendido a nuestra vida.

HALLARÉIS DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS;

El  propósito de Jesús en nuestra nueva vida es que en El encontremos El descanso para nuestras almas, que es el cese de los conflictos internos que nos hacen sentir mal delante de Dios, por causa de la desobediencia que en realidad es el fruto de nuestras debilidades.

Desobedecemos cuando somos impulsados por, la soberbia, la altivez, el orgullo, la hipocresía, la rencilla, la ira, los celos, etc. etc. Debilidades de la vieja naturaleza, que por el uso continuo se convirtieron en fortalezas ofensivas, dañando a quienes se nos acercaban, ya sea para hacernos bien o mal.

Detrás de esas fortalezas ofensivas de nuestro ser interior, creíamos estar seguros, cuando en realidad éramos los más débiles. Nuestra alma estaba cansada de luchar toda la vida sin ganar al menos una victoria.

Debemos considerar que es posible que más de una de esas debilidades esta activa en vuestra vida cristiana y nos está causando mucho dolor, y también a nuestros hermanos en Cristo. Dejándonos en desventaja e inactivos y hasta estancados.

Hay buenas noticias, clases gratis de parte de Nuestro Gran Maestro Jesucristo, inicio de clases ahora mismo, no tienes que inscribirte tu nombre ya lo esta en el libro de la vida haya en los cielos.

Recuerda que Aprendiendo de nuestro Señor, la mansedumbre y humildad de corazón, descansaremos y estaremos listos para seguir obrando para su Poderoso reino de Paz.

Nuestro descanso depende de cuánto aprendemos de nuestro Señor Jesucristo quien nos ha llamado diciéndonos:
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansarMat 11:28 

Acerquémonos confiadamente ante nuestro Maestro y Señor, para que:

para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; Efe 3:16 
para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, Efe 3:17 
seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la alturaEfe 3:18 
y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Efe 3:19 


 pastor; José Udiel Rosales.
de mis notas; Lo que Hoy e Aprendido para ser un buen soldado de Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada